Aquel día en que 'Pintado' nos sacó del abismo

03 Sep, 2019
luis carlos de oliveira pintado club leon
León 400

A pesar de que hoy el Club León es uno de los protagonistas de la Liga MX con un plantel importante capaz de competir por el título de la Liga MX, esto no siempre fue así, y hace exactamente nueve años, estaban en medio de una crisis indescriptible.

Un día como hoy, el tres de septiembre pero de 2010, la directiva del Club León, en ese entonces encabezada por los hermanos Batarse, daba a conocer un golpe de timón, un cambio no solo de director técnico, sino de toda la estructura deportiva del club, todo con un brasileño, Luis Carlos de Oliveira “Pintado” como el nuevo entrenador del equipo.

Llegaba acompañado de Víctor Manuel Aguado como Vicepresidente Deportivo, y Miguel Ángel López como Coordinador Técnico. Esta plana llegaba al León con una misión complicada, tal vez la más complicada de toda la historia del equipo, pues debían imponerse al peor arranque de la historia de la institución para aspirar a meterse a la liguilla.

Porque ese torneo había sido un desastre. Luego de caer en la final del Bicentenario 2010 frente al Necaxa y dejar ir el ascenso, el Apertura 2010 comenzó con José Luis Salgado en la dirección técnica, y con Jared Borgetti, Denis Caniza y Blas Pérez como grandes referentes verdiblancos.

Sin embargo, una primera derrota frente al modesto Atlante UTN por 4 – 2, y un insípido empate a unos en casa frente a La Piedad, fueron suficientes para acabar con la paciencia de los Batarse, por lo que destituyeron a Salgado, y el 28 de julio presentaban como flamante nuevo entrenador a Sergio Orduña, quien en 2008 había ascendido a los Indios de Ciudad Juárez en el Nou Camp.

Pero el equipo se cayó en picada. Orduña dirigió tres partidos de liga y los perdió todos. León sumaba un solo punto de 15 posibles, y todo se terminó de romper el miércoles 18 de agosto, cuando un grupo de jugadores esmeraldas, entre los que supuestamente se encontraban Jared Borgetti, René Ruvalcaba, Paúl Uscanga, Híbert Ruiz, Julio Ceja, Alejandro Corona, Ignacio González, Pablo Bonells, Odín Patiño, Aldo Polo y Francisco Pizano, fueron sorpendidos en una fiesta en Lomas de Comanjilla con música en vivo y alcohol, todo mientras el equipo se hundía en la tabla general de la Liga de Ascenso.


Foto Periódico AM

“Es muy común esto en el medio de los jugadores, es muy común que hagan sus asados y sus fiestas, pero lo que no puedo permitir es que en estos momentos estén pensando en un asado y en irse a divertir cuando toda una afición, toda una ciudad, nosotros los dueños, estamos que nos lleva el tren, entonces eso es lo que no puedo permitir, hay momentos para cada cosa y este no es el momento”, decía después Abraham Batarse, mientras que a Orduña le dieron un partido más para intentar enderezar el rumbo.

Ese encuentro fue el de la fecha 6 frente a los Guerreros de Hermosillo, cuando el Club León “arrastró 66 años de historia al perder su cuarto juego de manera consecutiva”, como escribía Luis Abraham Muñoz para el periódico AM. Los verdes cayeron en el “Glorioso” por 2 – 3 y Sergio Orduña presentó su renuncia luego de dirigir cuatro partidos y perderlos todos.

De interino apareció Pedro Muñoz, que también perdió el único encuentro que dirigió, el de la fecha 7 frente a Altamira por 1 – 0,  y tras un carrusel de rumores que ponían como candidatos al banquillo esmeralda a tipos como Manuel Vidrio, Jorge Almirón, José Luis Sánchez Solá “el Chelis”, Carlos Reinoso o Raúl Arias, es presentado el tres de septiembre “Pintado”.

Y el movimiento no pudo resultar mejor. A pesar de las dudas que había sobre el entrenador brasileño, arrancó con un empate a dos frente al Veracruz de Sergio Bueno que llegaba como superlíder, en lo que fue el inicio de  una racha de diez partidos consecutivos sin perder, con siete victorias y tres empates seguidos.

Sin embargo, uno de esos empates, el de la última jornada frente al Irapuato de Cuauhtémoc Blanco y Ariel “Apache” González, significó que el León se quedaba fuera de la liguilla en la novena posición de la tabla con 25 puntos.

Después, en diciembre se confirmaría la llegada de Grupo Pachuca como nuevos dueños del plantel esmeralda, con lo que terminaría la brillante etapa de Luis Carlos de Oliveira “Pintado” al frente del Club León.

Pero todo comenzó un día como hoy, el tres de septiembre de 2010, con una apuesta arriesgada en medio de un mal momento.

ÚLTIMAS NOTICIAS


ver más