Quítense los fantasmas y vamos por la octava

24 Jul, 2020
club leon concachampions
Club León

El Club León pasará a la historia en este 2020. Eso ya está decidido. Ahora solo falta ver cuál será el legado que dejarán para la posteridad.

Este año, y en este torneo Guard1anes 2020, el León de Ambriz tendrá la oportunidad de determinar cómo serán recordados por la historia del fútbol. Tienen en sus manos la posibilidad de levantar el octavo campeonato de la franquicia y establecerse como uno de los planteles que mejor jugó al fútbol con la camiseta esmeralda.

Pero también pueden volver a fracasar, y pasar a la historia como el equipo que jugaba mejor que nadie, pero que siempre se caía en los momentos importantes.

Porque ya les pasó ante Tigres, ante Morelia y ante Los Ángeles. La presión los derrumbó, y no pudieron dar ese último paso para trascender. 

El camino siempre ha sido el mismo: fútbol atractivo, posesión, goles, resultados y récords. Pero hasta ahora el final también ha sido el mismo, y ha sido la derrota.

Ahora eso puede cambiar. El Club León tiene la oportunidad de modificar el discurso, levantar el título, y dejar un legado de voluntad y triunfo.

Ellos mismos lo saben. Desde la directiva, el cuerpo técnico y hasta los jugadores. Todos son conscientes de que ya no valen el estilo, los récords o los lujos. Ahora todo se medirá con el hecho de que en diciembre puedan levantar la copa.

Así lo han dicho todos y cada uno de los integrantes del primer equipo. Saben que sobre sus hombros pesa la obligación de nutrir las vitrinas esmeraldas. Nuevamente no tienen ninguna otra distracción. No hay copa, ni Concachampions, y ya ni siquiera habrá regla de menores. Ya no hay excusas, y deben ir con todo por la liga.

Quítense sus fantasmas, aléjense de los prejuicios, y entréguense completamente por el objetivo. Desde el primer minuto frente a las Chivas hasta la tarde del 13 de diciembre, cuando se jugará la final por el campeonato, y cuando estamos seguros de que estarán ahí.

Cambien la historia, escriban su propio legado, y dennos la oportunidad de decirle a nuestros nietos veinte años después que el 2020 no fue el año del coronavirus, sino que fue el año de la octava.

ÚLTIMAS NOTICIAS


ver más