Verdiblanco: ellos nos abrieron el camino

27 May, 2020
verdiblanco
Verdiblanco.com

Hubo una época en la que no se podía ver al Club León si no era en el estadio. A partir del Apertura 2002, cuando el equipo esmeralda bajó de categoría y comenzó su andar en la Liga de Ascenso, la cobertura mediática también descendió.

Los medios nacionales y las cadenas internacionales se olvidaron del equipo esmeralda, y solo los medios locales cubrían los partidos. Los juegos de visita apenas y eran transmitidos por radio, y a la fiel afición verdiblanca no le quedaba de otra más que imaginarse los goles en su mente.

Pues justo en ese contexto desfavorable y hostil fue cuando apareció una de las páginas pioneras en la cobertura al Club León: verdiblanco.com. Esta comunidad de aficionados esmeraldas surgió justo cuando más se le necesitaba, y se convirtió en el punto de encuentro de miles de fanáticos que no tenían donde reunirse para saciar su hambre de información sobre el equipo de sus amores.

Es por eso que en Fieramanía platicamos con Alex Verdiblanco, uno de los administradores y responsables de la página, y quien rememoró la historia de uno de los sitios más emblemáticos para los seguidores de la Fiera.

“Verdiblanco.com la empezamos como La Ola Verde. Empezamos una amiga que se llama Gabriela Toral, que era la hija del jefe donde yo daba mis prácticas profesionales. Ella es periodista, y me propuso seguir al León en Internet. Entonces había solo una página dedicada al equipo, que era LeonNoOficial.com de Luis Miguel Guerrero Polo, pero subían muy poca información, te estoy hablando del 2003, 2004, más o menos”.

Alex, que es un recalcitrante aficionado esmeralda, recuerda los humildes orígenes de la página, que surgió casi como un hobby, pero que terminó por convertirse en la comunidad más grande e importante del Club León.

“Empezamos con una camarita muy simple, y empezamos a subir información. Empezamos con una página gratuita que se llamaba LaOlaVerde.tk, que comenzó a crecer. Nos acreditamos en el club, nos dieron acceso hasta la cancha, y empezamos a grabar los goles, los subimos a internet y vimos que era el hit”.

Y es que sin grandes coberturas televisivas y sin el interés de los medios más importantes, verdiblanco.com llenó el vacío de información que había alrededor del equipo.

“Había muy poca gente que los siguiera, la Liga de Ascenso no es muy popular, y aparte era el principio del auge del internet, entonces se combinaron estas cosas para que la página tuviera éxito. Además los periódicos subían una o dos fotos, y nosotros subíamos galerías de cincuenta o sesenta fotos de la afición y los partidos, y pues fue lo que vino a causar este furor entre la afición”.

Incluso sus contenidos llegaron a tener impacto internacional.

“Entonces no había una televisora que los cubriera a nivel nacional y mucho menos internacional. Nosotros subíamos los goles a internet y los paisanos que estaban en Estados Unidos, Canadá y otros países pues ya tenían acceso a todos los goles, y de ahí empezamos a tener el boom, a jalar gente”.

En ese entonces, con el internet apenas dando sus primeros pasos en México y sin las herramientas digitales que tenemos hoy en día, cubrir los partidos de visitante podía ser una empresa por demás complicada. Pero para solucionar esto, los responsables de la página viajaban a cada partido de visita cada que les era posible, además de que contaban con el apoyo de unos colaboradores inesperados: sus propios seguidores.

“Cuando no podíamos viajar o no teníamos material, los aficionados que nos seguían nos mandaban videos y fotos que poníamos en la página, entonces no dejábamos un partido sin cubrir con material fotográfico. Obviamente las crónicas las hacíamos nosotros con lo que escuchábamos en el radio, o ya en los últimos años con las transmisiones en TVC. En 16 años de historia de la página, de los partidos en León no hemos faltado a ninguno”.

Pero los problemas no se limitaban a la cobertura de los partidos, sino que los administradores de la página llegaron a ser amenazados de muerte.

“Hubo una época en que nos amenazaron de muerte, sin conocernos, solo por administrar la página. Eran aficionados de Irapuato, de Salamanca, de Querétaro, uno de ellos incluso puso: 'Conozco a tu hermano, se llama tal y vive en tal dirección'. Nosotros nunca hemos sido de provocar a otras aficiones, pero sí hemos sido blanco de ataques de ese tipo”.

De hecho, Alex también llegó a sufrir una agresión en Salamanca de parte de los propios aficionados esmeraldas que protagonizaban una gresca y lo confundieron con fanáticos rivales.

“Nos tocó también una agresión en Salamanca, pero por sorprendente que parezca, fueron los mismos aficionados del León, que nos agredieron sin saber. Cuando viajábamos lo hacíamos sin nada del León, a los carros les quitábamos las calcomanías precisamente para evitar agresiones. Entonces en una ocasión saliendo de un partido contra Salamanca rodeamos para evitar los pleitos, y quedamos en medio de la bronca entre las porras. Nosotros nos repegamos a la pared, y en eso voltea uno de los del León y grita: '¡Aquí están!', y nosotros empezamos a gritar: '¡Espérense, somos de León!', y sacamos las acreditaciones, pero de todos modos a mí me tocó una patada y un golpe. Y ya, hasta que vieron que éramos de León, y ya solo me dijo el que me pateó: '¿Y qué están haciendo aquí? Venganse sobre de los de Salamanca'”.

El equipo de verdiblanco.com soportó amenazas, agresiones y calumnias con tal de acompañar al León durante la etapa más complicada de su historia. Incluso en un torneo, con la administración de los Batarse, les fue revocada la acreditación de prensa, y en vez de abandonarlo todo, decidieron cubrir desde la tribuna. Esos diez años en el infierno también los sintieron suyos, pero eventualmente sus sacrificios valieron la pena.

“Esas finales que se perdieron, contra Indios por ejemplo, era estar sacando fotos con lágrimas en los ojos, literalmente, de frustración, de que tuviste la esperanza de todo el torneo y llegas al final y se cae todo. Así nos aventamos dos finales, y las vivimos como cualquier aficionado. Y así como se vivió esa época de las frustraciones, pues también se disfrutó mucho el ascenso, y también estuvimos ahí en la cancha, y las lágrimas ya no fueron de tristeza, sino de alegría”.

Hoy, Alex reconoce que la página ha decaído. Tanto él como los demás responsables ya no tuvieron oportunidad de atenderla, y han surgido más comunidades que han aprovechado para ocupar su lugar. Sin embargo, acepta que hay planes para un posible regreso.

“Ahí seguimos, pero ya es muy poco. Tenemos el dominio de la página pero no la alimentamos por falta de tiempo, y la fanpage de Facebook ha ido decayendo también, pero esperemos muy pronto volver a llenarla de información. Por ahora sí estamos ocupados todos con otros proyectos”.

De cualquier modo, verdiblanco.com se mantiene como un portal que dejó huella en la afición esmeralda, todo gracias a la pasión y la autenticidad de un medio que surgió de aficionados para aficionados.

“Nunca nos consideramos como un medio informativo, sino que nos consideramos un grupo de aficionados que sube información para otros aficionados, porque realmente ninguno de los que estuvimos fuimos periodistas profesionales, excepto uno o dos que colaboraron. Todos los demás hemos sido aficionados. Eso nos ha valido para darle un punto de vista diferente a la información, el hecho de que nos veamos como la opinión de un aficionado, sin intereses, sin puntos de vista y sin tener que responderle a nadie, eso nos ha valido para que nos haya seguido mucha gente en esos años”.

Ahora el panorama es diferente. Existen muchas páginas, comunidades y puntos de encuentro para la afición esmeralda, pero lejos de verlo como un aumento en la competencia, Alex cree que esta diversidad es algo positivo.

“Me parece excelente la diversidad que hay de opiniones. Ya la gente no se va sobre un solo medio. Anteriormente se forjaban un criterio en base a dos o tres medios que había o que subíamos una opinión, y ahora hay diferentes puntos de vista que te hacen analizar más las cosas y ver otro panorama desde otra perspectiva”. 

Todas las comunidades actuales de aficionados al Club León se deben a los cimientos que dejó verdiblanco.com, y no estarían donde están si antes ellos no hubieran aplanado el camino.

Precisamente hoy, en el primer aniversario de Fieramanía, decidimos reconocer ese legado, porque al final compartimos algo que nos une más allá de todo: la afición pura y sincera hacia el equipo de nuestra ciudad.

“Tal vez merezca ser reconocida la página, no tanto por lo que es, sino por toda la gente que ha colaborado en ella, todos los que hemos puesto algo para que esa información llegue a toda la gente, y es un reconocimiento para todos ellos, muchos de los que colaboramos sin cobrar un peso, poniendo algo de nuestra bolsa; a los aficionados y seguidores, que sea un homenaje para ellos también”.

ÚLTIMAS NOTICIAS


ver más