Osvaldo Rodríguez y su peculiar suerte

13 Feb, 2020
osvaldo rodriguez
Club León

Eran finales del 2018. Ignacio Ambriz había llegado para intentar rescatar el proyecto sin rumbo de Gustavo Díaz, pero terminó esa primera temporada sin ganar un solo partido en casa. La Fiera sumaba un año sin liguillas, y había preocupación y tensión en el proyecto esmeralda, justo después de que se hubiera anunciado el nuevo estadio.

En medio de ese contexto, comenzó una reestructuración en el plantel esmeralda que costaría la salida de varios elementos importantes como Mauro Boselli, Alex Mejía, y el lateral por izquierda chileno Juan Cornejo.

Este último nunca se pudo ganar la confianza de la afición y los técnicos, y aunque tuvo varios periodos de titular indiscutible, parecía más bien que se debía a la falta de competencia por las constantes lesiones de Osvaldo Rodríguez, el juvenil lateral zurdo que debía pelearle el puesto.

Así, la salida de Cornejo del Club León a finales del 2018 le abrió la puerta de la titularidad a Osvaldo. Parecía que luego de superar sus lesiones musculares, podría por fin imponerse en la lateral y reclamar el protagonismo que ya por tanto tiempo se le había negado. Tenía la confianza del técnico y el apoyo de sus compañeros. Era su momento.

Pero su maldita suerte quiso lo contrario. Fue titular en el primer partido del Clausura 2019 frente a los Tigres, pero al minuto 44' de ese encuentro tuvo que dejar el césped por lesión. Después se confirmó lo peor: se rompió los ligamentos de la rodilla izquierda y estaba fuera por todo el torneo.

Tal vez hubiera sido el lateral izquierdo titular del Club León en el torneo histórico de las 12 victorias. Tal vez hubiera consolidado su carrera como uno de los futbolistas de mayor proyección y hubiera alcanzado la selección, como le pasó a su amigo Iván Rodríguez. Tal vez se hubiera convertido en uno de los favoritos de la afición y en un ídolo esmeralda.

Pero en vez de eso, la rodilla lo obligó a admirar los triunfos del equipo desde la tribuna, con la frustración de pensar en lo que pudo haber sido.

Hoy, más de un año después de su lesión, ya está recuperado, y el mismo destino que le cerró la puerta en la cara, ahora le ha devuelto la esperanza. Yairo Moreno, que se había apoderado de la banda izquierda, estará lesionado por alrededor de un mes, y le abre la puerta de la titularidad a Osvaldo justo de cara al debut en la Concachampions.

Tras un año de rehabilitación y de trabajo fuera de los reflectores, ahora por fin tiene a tiro su revancha, y la oportunidad de demostrar que él puede tomar la batuta.

No será sencillo, porque Yairo ya se había establecido en la posición con su voraz aporte ofensivo, y además William Tesillo también puede actuar en ese costado, y podría tapar otra vez su irrupción.

Pero lo único seguro es que en este mes tendrá alguna oportunidad de jugar y demostrar que puede ser titular con el superlíder, que quiere venganza y que tiene hambre y capacidad para callar las bocas de sus críticos.

Todo comenzará ante San Luis, donde deberá ganarse la confianza de Ambriz para suplir a Yairo, y después, para poder consagrarse, bastará con un poco de complicidad del que ha sido su peor enemigo hasta ahora: la suerte.

ÚLTIMAS NOTICIAS


ver más