Necaxa murió a los golpes y León es líder

05 Sep, 2020
leon necaxa mena
Club León

“Sí dejamos jugar al León, te pintan la cara. Tenemos que ir obligando a que se vayan equivocando, tenemos que forzar el error, incomodarlos. Esa debe ser la principal característica”, explicaba Alfonso Sosa en entrevista para Cancha Política antes del partido.

El discurso estaba dado. La instrucción era detener a la Fiera a como diera lugar, estorbarlos, molestarlos. Necaxa debía cortar los circuitos esmeraldas, romper sus conexiones, morder la pelota y buscar un contragolpe.

Entre líneas el mensaje estaba encriptado: había que ensuciar el juego. Si León los rebasaba en talento, ellos apelarían al coraje, a la fuerza bruta y al hígado. Intensidad, barridas, choques y patadas, la misma fórmula con la que el Morelia derrotó a los verdes en los cuartos de final del Apertura 2019.

Era una jugada arriesgada, cualquier error podría dejar a los Rayos con un hombre menos, pero Sosa entendió que luego de haber sido goleados por el Cruz Azul, ya no le quedaba tiempo para ser cauteloso. Era todo o nada, derrotar al poderoso Club León y salvar la cabeza, o caer y darle fin a su historia.

Y al final, su jugada lo traicionó. Necaxa salió intenso, apegado al guión que había establecido su técnico, pero se excedieron. Se dedicaron a pegar, y dos golpes dentro de su propia área significaron dos penales que condenaron el partido.

Por si fuera poco, el capitán Claudio Baeza se fue expulsado, y todavía Lucas Passerini se salvó del mismo destino luego de una plancha criminal contra Rodolfo Cota.

Y como seguramente había presupuestado, la derrota le costó el puesto a Alfonso Sosa. Ya no es más el técnico de Necaxa, y la realidad es que había mostrado pocos argumentos en el campo como para exigir otra cosa.

Por su parte, la Fiera volvió a cumplir frente a otro rival en decadencia. Ya el lunes pasado se había aferrado al mínimo esfuerzo para derrotar al Atlas, y ahora suma otros tres puntos ante un Necaxa que apenas y metió las manos.

Sin mucha espectacularidad, pero con una eficiencia envidiable, la Fiera de Nacho Ambriz recupera paso a paso el paso firme. Hoy Ángel Mena fue el gran protagonista, y quizá el doblete le devuelva la confianza para volver a ser el demonio goleador que había sido en torneos anteriores. Por lo pronto, la Fiera amanece con el liderato del torneo, y con la confirmación de que su estilo de posesión tiránica sigue siendo casi inexpugnable.

Pero ahora se viene la parte más importante, una fecha doble en la que enfrentará a Tigres el miércoles y a Querétaro el domingo; seis puntos más en juego para confirmar el posible liderato, y justo antes del parón de la liga por la fecha FIFA.

El camino del Club León está puesto. Tras ocho jornadas, los verdes han sabido aprovechar la flaqueza de sus rivales, y han logrado ser verdugo de conjuntos que apenas y lograban oponer resistencia. Pero ahora vienen los Tigres de la UANL, el conjunto que nos robó el campeonato, y con quien aún quedan cuentas por saldar. Así que ya es hora de dar ese paso adelante, recuperar la faceta más ofensiva y espectacular del equipo, y demostrar ante los Tigres que el Club León es el rival a vencer.

ÚLTIMAS NOTICIAS


ver más