Los porteros se llevaron la tarde

09 Sep, 2020
rodolfo cota gignac
Liga MX

Había muchos pronósticos para el partido de hoy entre el Club León y los Tigres, y todos iban más o menos por el mismo sentido. Veríamos a los dos equipos con más posesión y mejor promedio de pases de México, así que sería una lucha encarnizada por el medio campo, con mucha lucha y esfuerzo, y seguramente poco espectáculo. Los más optimistas se atenían a los retazos de talento que siempre muestran tipos como Luis Montes o André-Pierre Gignac.

Pero lo que nadie esperaba fue lo que finalmente sucedió. Un encuentro de ida y vuelta, de muchas llegadas, y con dos protagonistas inesperados: Rodolfo Cota y Nahuel Guzmán.

En un duelo entre dos planteles que rebosan calidad, al final la diferencia la pusieron los dos cancerberos, que protegieron sus arcos lo más que pudieron, que detuvieron casi todos los embates de sus rivales, y que aseguraron un punto para sus equipos en uno de los partidos más bravos de la temporada.

Y no es para menos. Del lado esmeralda, Rodolfo Cota se reafirmó como el jugador más importante del equipo. En lo que va de la temporada, el León tendría por lo menos diez puntos menos de no haber sido por sus intervenciones, y hoy no fue la excepción. Desvió centros peligrosos, aguantó disparos a quemarropa, detuvo misiles a larga distancia, y hasta se impuso en el mano a mano. Solo un remate de cabeza en el área chica sirvió para doblegarlo, pero sin duda el punto que sumó hoy la Fiera se lo debe enteramente a Cota.

Y enfrente Nahuel también le arrebató la victoria a los Verdes. Tras haberse perdido cuatro partidos debido a su contagio de coronavirus, volvió a liderar a su equipo, y demostró que los Tigres solo son Tigres cuando lo tienen a él bajo los tres palos. Detuvo por lo menos cuatro tiros claros de gol, y logró intimidar a la ofensiva esmeralda, que se achicó ante su gran figura en más de una ocasión. Nahuel volvió a robarse puntos del Nou Camp, y su enemistad con esta plaza no deja de crecer.

Por lo menos esta tarde se demostró por qué el León y los Tigres han sido los equipos más regulares de los últimos años. El partido cumplió en espectáculo y calidad, y las fuerzas igualadas de los conjuntos más poderosos de México entregaron una tarde memorable de futbol.

Pero que no quede duda. Rodolfo Cota y Nahuel Guzmán son dos porteros top de la liga. Fueron ellos los que evitaron que un partido que tenía que terminar 4 – 4 se quedara apenas en 1 – 1. Ambos son pilares de sus clubes, le dan seguridad y certeza a sus equipos, y sus manos valen puntos valiosos que al final se transforman en liguillas, y ojalá, en títulos.

De nuestra parte, Rodolfo Cota nos ha sorprendido y enamorado a cada jornada, y estamos seguros que con él enfrente del arco esmeralda, la octava está cada vez más cerca.

ÚLTIMAS NOTICIAS


ver más