Los 10 peores refuerzos de los últimos diez años

29 Dec, 2019
refuerzos leon
Especial

En los últimos diez años, el Club León deja un legado claramente positivo, sobre todo gracias al bicampeonato conseguido durante la etapa de Gustavo Matosas al frente del conjunto esmeralda.

Sin embargo, la Fiera también tuvo sus puntos bajos, y protagonizó varios torneos malos en los que se  situó mucho más cerca del fondo de la tabla que de los puestos de liguilla, todo porque la plantilla no terminaba por rendir a su máximo nivel.

Es por esto que en Fieramanía decidimos listar los diez peores refuerzos que llegaron al Club León en los últimos diez años, y que nos hacen recordar que si no hay una buena planeación y seguimiento a los potenciales fichajes, se puede terminar por contratar a jugadores que no sumarán al proyecto.

¿Quién nos faltó en esta lista?

10.- Marcos Caicedo

El ecuatoriano Marcos Caicedo llegó al Club León como refuerzo para el Clausura 2014 luego de haber sido visoreado del Emelec tras el enfrentamiento ante estos en la Copa Libertadores. Venía como la última promesa del futbol ecuatoriano, pero en el Bajío simplemente no rindió, a pesar de que tuvo muchas oportunidades para hacerlo.

En su primer torneo con los esmeraldas, jugó quince partidos y 590 minutos, pero solo pudo marcar un gol, él único que celebraría en la Liga MX. Después, en su segunda campaña, el Clausura 2015, perdió todo el protagonismo, jugó diez partidos y solo 345 minutos, sin anotar un solo gol. 

Finalmente pasó a Dorados y Mineros en el Ascenso MX, y terminó por volver a Ecuador para jugar en el Barcelona de Guayaquil, donde reencontró minutos y estabilidad, e inclusive le ha alcanzado para ser seleccionado nacional por Ecuador.

9.- Jonathan González

Volante ecuatoriano que llegó al Club León en el Apertura 2015 proveniente de los Leones Negros, con los que había descendido. Al Bajío llegó, supuestamente, con 19 años cumplidos, por lo que era una firme apuesta a futuro. Sin embargo, en la cancha nunca pudo demostrar nada que sustentara su contratación.

En su primer torneo jugó nueve partidos y sumó 385 minutos, pero no pudo marcar, y para su segunda temporada, el Clausura 2016, terminó por desaparecer. Solo jugó un partido, y sumó en todo el torneo la asombrosa cantidad de ocho minutos, con lo que selló su salida de la Fiera.

Después se fue a Paraguay antes de regresar a Ecuador, aunque en 2017 explotó un escándalo cuando se hizo público que había alterado sus documentos de identidad para quitarse dos años y venderse como categoría 95, cuando era categoría 93.

Ahora, tras una suspensión, volvió a jugar con el Deportivo Cuenca de Ecuador, donde marcó cuatro goles en la liga ecuatoriana.

8.- Ignacio Canuto

Era el Clausura 2015. Rafael Márquez había partido a Europa para jugar con el Hellas Verona y había dejado un gran hueco en la defensa. Entonces, en un intento de suplir al laureado central, la directiva contrato a un zaguero argentino llamado Ignacio Canuto, que sería un rotundo fracaso.

Jugó solo un torneo en León, ese Clausura 2015, y sirvió para convencer a  Jesús Martínez Murguía de que tenía que invertir fuerte para cubrir la central.

Tras jugar 11 partidos con la Fiera y sumar 856 minutos, Canuto volvió a Argentina, y ese verano el León ficharía a Guillermo Burdisso y Diego Novaretti, dos centrales de jerarquía, mientras que Canuto fue contratado por el Atlético Tucumán, Lanús y Tigre, donde juega actualmente en la Primera B Nacional de Argentina, la segunda división.

7.- Jorge Pereyra Díaz

En el Clausura 2017 y para competirle el puesto en la delantera a Mauro Boselli llegó el argentino Jorge Pereyra Díaz, cuya gran carta de presentación era provenir de un futbol tan exótico como lo es el de Malasia.

En el país asiático, Pereyra Díaz se había cansado de meter goles y batir récords, pero, para sorpresa de pocos, en México no pudo destacar. Jugó apenas cuatro partidos y 156 minutos en su primera temporada, el Clausura 2017, sin marcar un solo gol. Para su segunda temporada, el Apertura 2017, sumó más minutos, un total de 527 en nueve partidos, e inclusive pudo marcar un gol, aunque de cualquier manera su papel intrascendente en el equipo lo obligó a partir.

Hoy, y luego de pasos desafortunados por Malasia y Lanús, Pereyra Díaz ha encontrado estabilidad en el Bolivar de Bolivia, donde donde marcó 19 goles en este 2019. 

6.- Emanuel Cecchini

El paso de Cecchini por el Club León ha sido uno de los más intrascendentes que se dieron en estos diez años. Llegó desde el Málaga de la primera división española, por lo que se intuía que tenía calidad, y tenía la responsabilidad de cubrir la contención. Sin embargo, lo único que consiguió en León fue asentar a Iván Rodríguez como el contención titular del equipo.

En el Clausura 2018 jugó un solo partido de Liga MX, 63 minutos que fueron suficientes para que Gustavo Díaz no lo volviera a utilizar y firmara su salida del club.

Después volvió a Argentina para jugar en Banfield, donde volvió a destacar, mientras que la última temporada la jugó en el Seattle Sounders de la MLS, donde acaba de ser campeón.

5.- Gonzalo Ríos

Centro delantero proveniente de la segunda división argentina, Gonzalo Ríos fue uno de los fiascos más grandes que trajo la directiva esmeralda.

Llegó para pelearle el puesto a Mauro Boselli en el Clausura 2014, y en ese primer torneo jugó diez partidos, 443 minutos y marcó tres goles, pero en el siguiente semestre una lesión corto su crecimiento, y jugó apenas 69 minutos repartidos en tres juegos.

Tras ese pésimo año en León, volvió a Argentina donde jugó para Temperley y Boca Unidos, aunque la última temporada la pasó en Central Norte en el torneo Federal A, la tercera división del país.

4.- Nery Castillo

El polémico delantero México-uruguayo se convirtió en refuerzo esmeralda junto a Rafael Márquez para el Clausura 2013, pero su paso por el Bajío fue apenas testimonial.

Entre enfrentamientos con Gustavo Matosas, rumores de indisciplinas y demás, Nery jugó apenas siete juegos con la playera verde, y sumó solo 334 minutos sin poder anotar un gol. Así salió del Club León, y justo tras su partida, casualmente, llegaría el bicampeonato.

Después del León, Nery jugó en España en el Rayo Vallecano antes de volver a Grecia y retirarse definitivamente del futbol. Hoy se dedica a la pesca.

3.- Giles Barnes

El primer jamaiquino en jugar en la Liga MX hubiera sido Giles Barnes del Club León, esto si hubiera llegado a debutar en un partido oficial, lo que nunca ocurrió.

Giles llegó como refuerzo para el Apertura 2018 junto Landon Donovan, y fue presentado de manera original con un mural en el estadio, que también sería el punto más alto de su paso por León. A su llegada aseguró venir a competirle a Mauro Boselli, y se dijo capaz de quitarle el puesto. Sin embargo, en los seis meses que pasó en México, jugó solo dos partidos de Copa MX, y nunca debutó en liga.

Tras ese semestre en León, Barnes regresó a la MLS con el Colorado Rapids, donde tampoco destacó, y pasó la última temporada en la India, donde juega para el Hyderabad.

2.- Yovanny Arrechea

Delantero colombiano que llegó como refuerzo para el Clausura 2013, torneo en el que el Club León debutaba en la Copa Libertadores, pero demostró que no tenía la calidad necesaria para destacar en México y se fue como llegó, como un desconocido.

Con la Fiera jugó 13 partidos y 616 minutos, con un solo gol de productividad. En la Libertadores por lo menos pudo marcar, aunque de cualquier manera el equipo quedó eliminado en la ronda previa.

Tras seis meses en los que se confirmó como fiasco, Arrechea volvió a Colombia para jugar en el Independiente de Santa Fe, Once Caldas, Atlético Huila y Jaguares, donde se retiró en 2016.

Finalmente, el gran legado de Yovanny fue el convencer a Jesús  Martínez Murguía de que debía invertir en serio por un delantero probado, y fue así como terminó por contratar a Mauro Boselli.

1.- Landon Donovan

El más grande fiasco de los últimos diez años se llama Landon Donovan, un fichaje puramente comercial que terminó por comprobarse como todo un fracaso y como una inversión tirada a la basura.

Los rumores comenzaron a principios del 2018, y lo que parecía una broma resultó ser realidad: Landon Donovan salía del retiro para jugar con el Club León a sus 35 años, próximo a cumplir 36, y era la gran apuesta de la directiva para el Clausura 2018.

Finalmente, los peores pronósticos se hicieron realidad, y Landon Donovan fue un fracaso total. Gustavo Díaz nunca lo tomó en cuenta, y al final se iría con seis partidos jugados, 115 minutos, y apenas y algún disparo a puerta. No hace falta precisar que no marcó un solo gol.

Así, el punto más alto de Landon Donovan con el Club León fue su presentación en un estadio atiborrado. Y punto final.

ÚLTIMAS NOTICIAS


ver más