La gran enseñanza de las dos primeras jornadas

29 Jul, 2019
fernando navarro club leon
Liga MX

La semana pasada, el único contención natural que tenía el Club León, Carlos Guerrero, se hizo expulsar en una acción inofensiva en el campo de Pachuca, y dejó al equipo sin un relevo claro para su puesto.

Fue por eso que Ignacio Ambriz se vio obligado a adaptar a Fernando Navarro como escudo en el medio campo, y aunque cumplió con creces durante casi todo el partido, al minuto 80 tuvo una desatención que le costó la expulsión y que dejó a Ambriz con una opción menos para la contención.

Fue por eso que en la conferencia posterior al partido, el técnico esmeralda no se contuvo, y expresó su malestar ante dos jornadas consecutivas con tarjeta roja.

“Sí tengo molestia por la expulsión otra vez. Nuestro equipo, si queremos funcionar bien y si queremos competir con los grandes, no podemos hacer tonterías, que nos expulsen cada partido un hombre”.


Foto Hugo Huerta

Así de claro fue Ambriz, que además añadió que, desde que vio la jugada en la banca, tuvo la sospecha de que Navarro se había ganado la tarjeta roja.

“Es una acción ofensiva, no es una acción defensiva. Yo creo que Fer se equivoca en conducir de más. Se barre, gana la pelota, y después deja la pierna más arriba,  y yo desde que la vi dije: 'lo van a echar', eso te lo puedo asegurar, desde que vi que dejó la pierna dije: 'lo van a echar'”.

Y tal vez lo que haya resultado más frustrante para el estratega de la Fiera, haya sido que ninguna de las dos expulsiones que ha sufrido hasta ahora su equipo han sido por alevosía o por cuestiones tácticas, sino que ambas se trataron de errores puntuales que le cuestan bajas importantes al plantel.

“Son riesgos que corren, pero no siento que sean indisciplinas. Indisciplina para mí es meterle un trancazo a uno, escupir a otro, mentarle la madre a un jugador contrario o al arbitro. Para mí más bien son más estupideces, o expulsiones tontas”.


Foto FulBox

Ahora, los verdes deberán volver a improvisar en su alineación titular ante la ausencia de Navarro, y también la de Carlos Guerrero, que se hizo acreedor a un partido extra de sanción por reglamento interno del club, como lo reveló Ambriz.

“Hay un reglamento que tenemos interno: expulsión al jugador, la suspensión que marque la federación, más uno mío. Así está claro, lo saben los jugadores, y por eso Carlos Guerrero no juega contra Monterrey, y Navarro tampoco contra Chivas. Está establecido y es un reglamento que tenemos interno”.

Con estas medidas Ignacio Ambriz crea un precedente, y deja claro que no tolerará acciones individuales que le cuesten a la larga al equipo. Estas dos expulsiones en los primeros dos encuentros de la temporada podrán servir como aprendizaje, y como lección de que las tarjetas rojas se deben evitar a toda costa en el futuro.

ÚLTIMAS NOTICIAS


ver más