Gil Burón: ¿se queda o se va?

13 May, 2020
gil burón club leon
Óscar Aguilar

Llegó de incógnito, inadvertido, sin que un solo reflector se posara sobre su figura. En el aeropuerto no hubo prensa que esperara su llegada, y no hubo presentación oficial en la que pudiera presumir que dejaría todo por su nuevo club.

Nadie sabía que estaba aquí, hasta que alguien lo vio en la banca, bromeando con sus nuevos compañeros, como si nada. Era Gil Burón, y era el nuevo refuerzo del Club León para la lateral derecha.

Tras terminar el Apertura 2019 con la eliminación frente a Morelia, los medios comenzaron a especular acerca de los posibles refuerzos que llegarían a León en el mercado invernal. Por su parte, tanto la directiva como el cuerpo técnico del equipo advirtieron que difícilmente habría grandes contrataciones, aunque reconocieron que necesitaban un suplente para Fernando Navarro, pues la lesión de Andrés Mosquera lo dejaba sin sustituto natural.

Surgieron muchos nombres para ocupar ese puesto, pero conforme pasaban los días, el tema se enfrió. Al final, el actual Clausura 2020 estaba a punto de comenzar, y aún no había nadie para competir con Navarro. 

Entonces, a finales de diciembre, fue cuando alguien se percató de que había un desconocido que entrenaba con el León, y que era Gil Burón. Se confirmó que estaba a prueba, y que podría llegar a formar parte del equipo. De pronto, apareció registrado en el primer equipo del Club León, y se confirmó su fichaje.

La contratación generó polémica. Llegaba proveniente del Cruz Azul Hidalgo de la Liga Premier, el tercer escalón del sistema de ligas de México. Sus días en el Querétaro y el América se veían ya muy lejanos y nadie sabía qué esperar. Pero Ignacio Ambriz le dio confianza, lo sacó del ostracismo y lo puso a jugar. Gil Burón regresó a la primera división en un equipo importante, y dependía de él aprovechar la oportunidad.

Y a pesar de que los aficionados más pesimistas le auguraban un futuro funesto, la realidad es que ya ha jugado cuatro partidos con el equipo esmeralda, tres de ellos como titular, y no hay nadie más que pueda ocupar la lateral derecha cuando no está Fernando Navarro. Al parecer el plan funcionó como se esperaba, pero ahora la situación  ha dado un giro.

Porque a través de sus redes sociales, Gil Burón reveló que su contrato con León es solo por seis meses, por lo que al final de este torneo se decidirá su futuro. Apenas seis meses para demostrar su valía. Es verdad que el tiempo parece poco, y ahora se ha reducido todavía más debido a la pandemia del coronavirus. 

En comparación, si a Jean Meneses o a Yairo Moreno se les hubiera dado solo seis meses de contrato, seguramente ya se hubieran ido, porque el primer semestre de ambos no fue nada esperanzador. No fue sino con confianza y en el trabajo diario como ellos se ganaron un lugar en el equipo, y hoy son piezas fundamentales del esquema verdiblanco.

Ahora quedan todavía siete fechas y la liguilla para que termine el Clausura 2020, y cuando por fin se juegue será con un calendario apretadísimo de dobles jornadas y cinco cambios por partido, por lo que seguramente habrá rotaciones y oportunidades para jugadores que parecían relegados.

Es por eso que Gil Burón deberá aprovechar cada minuto que tenga y jugarse la vida en espera de ganarse la renovación, y no tener que volver al abismo de las categorías inferiores, de donde sabe que es muy complicado salir.

La situación parece crítica, pero todavía tiene oportunidad. A Gil Burón le dieron solo seis meses para demostrar de lo que estaba hecho. Él aceptó y puso su firma en el contrato. Ahora deberá probar que ni él, ni Nacho Ambriz ni la directiva estaban equivocados.

ÚLTIMAS NOTICIAS


ver más