El panorama del León Femenil ante la suspensión

22 May, 2020
leon femenil
Club León Femenil

A veces el fútbol es cruel. El deporte más hermoso del mundo no se toca el corazón y termina las historias más románticas con una derrota frustrante, con una lesión inoportuna o con un retiro desdichado.

Pues esta temporada, el Clausura 2020 de la Liga MX Femenil se unió con la pandemia del coronavirus para volverse aún más cruel, porque este viernes 22 de mayo se confirmó que el torneo se daría por terminado sin declarar un campeón y sin jugarse la liguilla.

Esta determinación, si bien antepone la salud como lo más importante para todos los involucrados, también termina abruptamente con el sueño de once guerreras que luchaban con todas sus fuerzas por trascender. Y es que el Club León Femenil, que sumaba cinco victorias consecutivas y seis partidos sin perder, se enfilaba al mejor torneo de su historia, pero ahora todo ese esfuerzo quedará sin recompensa.

“Realmente este es uno de los mejores torneos que hemos dado, y sí, para que no quede nada más en la anécdota y que fuera relativamente nulo, sí quisiéramos volver”, decía Diana García en entrevista para Fieramanía este miércoles 20 de mayo, antes de que se tomara la decisión final, y cuando ella y sus compañeras todavía mantenían la esperanza de regresar a las canchas.

Diana, que se ha confirmado como una de las jugadoras más talentosas del plantel esmeralda y de toda la liga, esperaba que las autoridades de la Federación Mexicana de Futbol (FMF) les permitieran por lo menos disputar la liguilla, pues al momento de que se interrumpiera el torneo ya habían alcanzado con mucho esfuerzo el séptimo puesto de la tabla general.

“Personalmente sí quisiera como mínimo regresar a liguilla, por el esfuerzo que se hizo en las nueve jornadas que jugamos. Ojalá que no se cancelara el torneo y que nos permitan por lo menos jugar la liguilla”.

Sin embargo, la decisión fue acabar de una vez por todas con el campeonato, lo que deja su gran temporada en una simple estadística. Y por más extraño que parezca, Diana recuerda que esta no es la primera vez que esto les ocurre, pues antes al León Femenil ya le había pasado que cuando atravesaban una buena racha, algo pasaba que interrumpía su ritmo de competencia.

“Temporadas pasadas ya nos había pasado que veníamos haciendo las cosas muy bien, y se cruzaba la fecha FIFA o se posponía un partido, pero nunca se había cortado todo tan de tajo. Ahora esperamos seguir trabajando como lo veníamos haciendo y seguir sumando como los últimos cinco o seis partidos. Sí nos pegó, pero ni modo, hay que aguantar y hay que pensar en los bonito que sería seguir sumando”.

Ahora, con la confirmación de que el Clausura 2020 se da por concluido, los temas a tratar serán otros, y el principal es el económico. La directiva del Club León se ha visto obligada a diferir los sueldos de los futbolistas del plantel varonil debido a la situación, aunque hicieron un compromiso de no tocar los salarios del equipo femenil, algo que Diana confirma y agradece.

“A nosotras nos han mantenido el sueldo, no nos quitaron ningún porcentaje y nos siguen pagando normal. Es solidaridad del equipo varonil con nosotras y con el club, porque pues a ellos sí se les quitó una parte para que nos siguieran pagando a nosotras. Entonces darle gracias al equipo varonil, al club, y a Dios también”.

Pero más allá del sueldo, está el tema de los contratos. Hoy todas las jugadoras se encuentran en sus lugares de origen, con sus familias, pero si su contrato terminaba en esta temporada, ahora tendrán que negociar su posible renovación desde la distancia, y con la crisis económica como un factor a tomar en cuenta.

El panorama luce complicado, pero Diana García no pierde la esperanza, porque de ahora en adelante lo único que podemos esperar es que todo mejore.

“Entre más unidos estemos, sobre todo en estos tiempos difíciles, va a ser más grato y va a dar mayores frutos el regreso. A pesar de esta separación, nosotras estamos agradecidas por todo el apoyo de la afición”.

La historia del Club León Femenil ha estado llena de sinsabores. Han labrado su camino a base de trabajo y esfuerzo, y cada paso que han dado hacia adelante ha sido lento pero firme y contundente. Esta no es más que otra prueba a su fortaleza, y no importa cuando sea, pero en cuanto las Fieras regresen al campo, volverán con la intención de demostrar que nunca dejaron de estar enrachadas.

ÚLTIMAS NOTICIAS


ver más