El día que Chava Reyes jugó con el Club León

12 Aug, 2019
chava reyes leon
Expansión

A lo largo de los años, tanto el Club León como las Chivas de Guadalajara se han destacado por ser dos de los equipos con más tradición en el futbol nacional, con grandes planteles históricos que han dominado distintas etapas de la Liga MX.

Por eso no resulta extraño que múltiples jugadores hayan defendido las camisetas de ambos conjuntos. Tipos como Adalberto “Dumbo” López, Isidoro “Chololo” Díaz, Concepción “Concho” Rodríguez o Missael Espinoza supieron brillar tanto en Jalisco como en el Bajío, a pesar de la gran rivalidad que envuelve a los dos equipos.

Pero de entre todos los nombres que defendieron tanto el esmeralda como el rojiblanco, destaca uno en especial, tal vez el mayor ídolo de la historia de las Chivas y uno de los futbolistas más talentosos que ha dado el balompié nacional: Salvador “Chava” Reyes.

La historia de “Chava” Reyes en el “Rebaño Sagrado” es por demás conocida. Con una capacidad goleadora indomable, “Chava” lideró a las Chivas en su etapa más gloriosa, la del “Campeonísimo”, que vio como el Guadalajara conquistó siete títulos de liga en nueve años, de 1956 a 1965.

Durante esa etapa, “Chava” Reyes se convirtió en la gran figura del equipo y en su máximo goleador histórico, luego de sumar un total de 154 goles anotados, cifra que no sería superada sino hasta 2015, cuando Omar Bravo dejó la vara en 160 anotaciones.

Y luego de hacer historia en Guadalajara y tras haberse erigido como uno de los mejores futbolistas del país, se dio un respiro para jugar un solo partido con el Club León como su refuerzo estrella.


Foto Carlos Márquez

Fue en 1967. El Club León acababa de construir su nuevo recinto, el estadio Nou Camp, y se preparaba para inaugurarlo en febrero de ese año con las visitas del Santos de Brasil, con todo y su gran estrella Pelé, y el River Plate de Argentina, que contaba con elementos históricos como Ermindo Onega, Amadeo Carrizo o el padre de Gustavo Matosas, Roberto Matosas.

En primera instancia, el miércoles primero de febrero, el Santos derrotó al River en el encuentro inaugural del Nou Camp por 2 – 1, con tantos de Pelé y Edú, y de Onega para el cuadro rioplatense.

Y un día después, el jueves dos de febrero, el equipo esmeralda por fin estrenó su campo frente al River Plate.

Para ese encuentro, el León negoció con el Guadalajara el préstamo de su gran estrella, “Chava” Reyes, para reforzar su ataque, a lo que las Chivas accedieron, por lo que en la alineación esmeralda brillaba el delantero rojiblanco, acompañado de otras leyendas verdiblancas como Sergio “Xelajú” Anaya, Luis “Chino” Estrada, Manuel “Pachuco” López y los “Hermanos Muerte”, Gil y Efraín Loza.


Foto Campeonísimo León Verdiblanco

Con ese plantel, el León se impuso al River Plate por 3 – 2, con goles de Gabriel Mata, “Pachuco” López y el propio “Chava” Reyes, que remató a servicio del “Chino” Estrada.

Esta fue la actuación más memorable del ídolo rojiblanco con el Club León, aunque no fue la única, porque antes ya había defendido la casaca esmeralda por lo menos una vez más, once años antes, el cinco de febrero de 1956, durante la gira del Austria Viena en México, y cuando marcó uno de los tantos de la goleada por 4 - 0 que la Fiera le endosó al cuadro europeo.

Así fueron los partidos de Salvador Reyes como futbolista verdiblanco. Con ese par de amistosos, el pueblo esmeralda pudo disfrutar la magia de una leyenda de las Chivas y del futbol mexicano que inclusive anotó un par de goles para la Fiera, y ayudó a que los verdes iniciaran su historia en el “Glorioso” con una victoria.

ÚLTIMAS NOTICIAS


ver más