El día que Carlos Ahumada compró una eliminatoria

21 Aug, 2019
carlos ahumada
Especial

Luego de que el exdueño del Club León, Carlos Ahumada Kurtz, fuera arrestado y liberado en Argentina, su nombre volvió a aparecer en la escena pública del país, y ha vuelto a llamar la atención de los medios nacionales y locales.

Tal vez fue por eso que el periodista e investigador Ignacio “Fantasma” Suárez abordó el tema de Ahumada en su columna para el diario deportivo Récord, donde recuerda uno de los episodios más tristes de Carlos Ahumada como directivo esmeralda: cuando compró un partido de liguilla para asegurarse la victoria frente a los Lagartos de Tabasco en el torneo Verano 2003 de la entonces Primera División “A”.

Todo se remonta a finales del mayo del 2003. Luego de un año en la Liga de Ascenso, el León se había metido a la liguilla como líder general del campeonato, y con Julio César Yegros como campeón goleador de aquel certamen.


Foto El Universal

En primera instancia, en los cuartos de final, enfrentaban a los Lagartos de Tabasco, una joven franquicia que había hecho un torneo exitoso bajo el mando del “Negro” Antonio Carlos Santos en la dirección técnica, y con Camilo Romero como capitán y líder dentro del campo.

Y a pesar de que el León llegaba a la serie como gran favorito, las cosas se comenzaron a torcer después del juego de ida disputado el jueves 29 de mayo del 2003 en el estadio Olímpico de Villahermosa, y cuando los Lagartos derrotaron al Club León por 2 – 0 (en la columna el “Fantasma” asegura que los Lagartos ganaron la ida por 2 – 0, pero en la ficha oficial de la página del Ascenso MX el duelo aparece como ganado por Lagartos por 2 – 1).

Aquí comienzan las revelaciones del “Fantasma” Suárez, pues asegura que en una comida donde estuvieron presentes tanto Carlos Ahumada como Carlos Reinoso, entonces técnico del conjunto esmeralda, el propietario del equipo esmeralda habría asegurado: “Vamos a ascender por las buenas o por las malas, no invertimos aquí a lo pendejo. Si hay que dar dinero se da. Eso NO es ningún problema”.

Después, el “Fantasma” acude al propio Antonio Carlos Santos, quien le habría confirmado la versión de que le ofrecieron dinero a sus jugadores para dejarse perder en la vuelta en León.

“Cómo no me voy a acordar de ese partido, mi Nacho. Me acuerdo perfecto de esa chingadera. Si llegamos al juego con una ventaja de 2-0 y un día antes del partido Ahumada y Carlos Reinoso le ofrecieron 500 mil pesos por lo menos a cinco jugadores. 500 mil peros era pero un chingo de lana y más para un jugador del Ascenso, cabrón".

Antonio Carlos Santos recuerda también que todo tomó sentido cuando el León los avasalló en el Nou Camp (De nuevo, en la columna se menciona que León ganó ese juego por 4 – 0, pero la ficha muestra un 3 – 0 a favor de los verdes).


 

"(El partido) iba de poca madre. Pero se me empezó a hacer raro que llegábamos y fallábamos muy claras. No las metíamos. En el segundo tiempo, nos metieron dos goles raros a balón parado. No mames güey, nos sacaron el partido en minutos en el segundo tiempo, nos metieron cuatro. Nos eliminaron y paso el León. ¿Pero sabes que fue lo peor y lo más evidente?, que al otro día al bajar a desayunar al hotel ya NO estaba nadie del equipo ¡Nadie! ¡Todos se fueron! Todos los de nosotros. Entonces estallé por las palabras de Camilo ¡como esos hijos de su p… no puedo creer que se hubieran vendido esos hijos de su p…!".

El entonces entrenador de los Lagartos también aseguró que fue Camilo Romero, su capitán, el que habló claro con él.

“El que habló conmigo la mañana antes del juego fue Camilo Romero, que era el capitán. NO me dijo con qué jugadores habían hablado Ahumada y Reinoso, solo me dijo que lo habían contactado a él y que NO aceptó, que él me decía eso porque tenía una carrera intachable y no quería problemas, que si quería mejor no lo metiera. Y eso se lo agradecí mucho, porque fue valiente y derecho”.

Así que el “Fantasma” acude al propio Camilo Romero, exjugador de las Chivas y del propio Club León, y que le terminó por confirmar la versión de la compra del juego.

“Yo era el capitán del equipo de Tabasco y la verdad de las cosas, es que a mí me contactó Carlos Reinoso, no recuerdo si fue antes o después de la cena, pero nada claro en cantidades o nada de eso. NO sé si a los demás sí les habló o les ofreció algo, no te lo puedo asegurar. Yo te digo, que a mí me contactó".

El periodista intentó asegurar que les ofrecieron 500 mil pesos a cada jugador de Tabasco, y luego de una primera respuesta afirmativa, Camilo Romero reculó.


Foto El Universal

"Bueno no hablamos de una cifra, pa'que te echo mentiras. Me dijo que habían armado un equipo para ascender y que él contaba conmigo para que jugara en la Primera División. Que tenía mi puesto asegurado con el equipo una vez que ascendieran, que incluso me fuera ocho días de vacaciones y luego me presentara a entrenar con el León, que ya me tenía considerado. Yo le respondí que no tenía necesidad de hacer eso, que León tenía un equipazo, que además jugaban de local, que podían dar la vuelta sin hacer esas (sic) cosas. Qué yo no me prestaba a eso, porque se iba a malinterpretar, porque tenía una carrera intachable y así la quería terminar, no quería que me embarraran en nada”.

Hasta ahí concluye el relato de Ignacio Suárez, aunque promete revelar más en una segunda entrega. De igual modo, en ese tiempo ya habían trascendido acusaciones sobre Carlos Reinoso y el Club León por un supuesto caso de espionaje, pues Antonio Carlos Santos reveló que descubrieron cámaras y micrófonos escondidos en el vestidor de visitantes del Nou Camp.

Carlos Santos aseguró en su momento para el diario La Crónica que los habían espiado: “Con la intención de que Carlos Reinoso, técnico leonés, se enterara de todos las indicaciones que daba previo al juego de vuelta de los cuartos de final”.


Foto El Universal

Este hecho también fue documentado por otro periodista, Luis Castillo, en su columna para el diario Récord del 18 de febrero de este año, donde recuerda las triquiñuelas de Carlos Reinoso como técnico y donde escribe: “El segundo escándalo se documentó en estas mismas páginas, en 2004, por Rafael Ocampo (hoy en día director de Milenio TV) y Alejandro Mayorga (actualmente compañero en MVS TV), publicaron un reportaje en donde Alberto Olvera da a conocer cómo en el estadio Nou Camp de León, colocaron un equipo de audio y video para “espiar” el vestidor visitante e incluso el de los árbitros. También cómo se manipulaba el aire acondicionado de los vestidores para “rostizar” a los rivales”.

Además, Luis Castillo recuerda los reclamos de Antonio Carlos Santos en ese entonces.

“Incluso, Antonio Carlos Santos, en ese entonces entrenador de Lagartos de Tabasco, descubrió el sistema de espionaje el 1 de junio de 2003, Santos declaró a RÉCORD: “Sí hubo cámaras y micrófonos, pero la Federación Mexicana de Futbol, no castigó el hecho”.

Así que ahora, 16 años después, se confirman con montos exactos y nombres precisos las malas prácticas de Carlos Ahumada como dueño del Club León, y que dejaron manchado su paso por el Bajío y por el futbol mexicano.

ÚLTIMAS NOTICIAS


ver más