El día que Ayipey noqueó a la 'Bomba' Ruiz Díaz

02 Aug, 2019
ayipei ruiz diaz
Archivo Histórico

Este sábado, el Club León y el Monterrey se verán las caras en el estadio BBVA, con lo que revivirán un duelo entre dos equipos históricos que se han enfrentado innumerables ocasiones en el futbol mexicano.

Por eso no es casualidad que luego de tantos años de batallas en el césped, salgan a relucir numerosas historias y anécdotas interesantes, aunque hoy destacaremos una en especial, en la que un delantero de la Fiera disparó con tanta potencia que al impactar la cabeza del portero rayado lo desmayó y lo mandó al hospital.

Nos remontamos al domingo 14 de marzo de 1993. La temporada 1992-93 de la liga mexicana entraba en su recta final, y León y Monterrey se medían en la cancha del Nou Camp en un duelo que influiría directamente en el liderato del Grupo 4.

Al partido León llegaba como el campeón vigente tras el título de 1992, habían mantenido a la base del equipo, representada principalmente por el brasileño Tita, y todavía se reforzaron con un delantero africano de gran potencia física y sacrificio, el ghanés Isaac Ayipey. Por su parte, el Monterrey tenía un plantel competitivo donde destacaban José Antonio “Tato” Noriega, Luis “Matador” Hernández o el argentino Sergio Verdirame, además del arquero paraguayo Rubén “La Bomba” Ruíz Díaz.

Finalmente inició el encuentro, y de inmediato se les complicó a los verdes. Los Rayados encontraron un gol de vestidor a los cuatro minutos obra del “Tato” Noriega, y hasta el minuto 29 el León pudo empatar gracias a un tanto de Sergio Martínez, a centro de Ayipey.

Para la segunda parte, al minuto 57, el León le dio la vuelta al partido, de nuevo con un centro lanzado por Ayipey y rematado por el central leonés Humberto González. Y solo tres minutos después ocurrió la jugada referida.

Al 60', Castañeda proyecta a Ayipey por la banda derecha y lo deja solo frente al portero Ruíz Díaz, quien le cierra el ángulo de disparo al hincarse y abrir los brazos en el llamado “cristo”. Por su parte, Ayipey suelta un fierrazo que se impacta de lleno en la quijada de la “Bomba”. El balón salió por la línea de meta, y Ruíz Díaz perdió el conocimiento inmediatamente.

Tras unos minutos de no reaccionar, los Rayados ordenaron su cambio, por lo que ingresó su suplente, Tirso Carpizo y el partido continuó. Todavía el “Tato” Noriega volvería a empatar el encuentro, pero al 76' Rafael Chávez Carretero anotaba el tercer gol de la Fiera que significaría la victoria esmeralda.

Sin embargo, el tiempo pasaba y Ruíz Díaz no despertaba, por lo que fue trasladado al Hospital Aranda de la Parra para su valoración. Los primeros reportes indicaban que el portero había sufrido una fractura de mandíbula, aunque rápidamente se descartó esa versión.

Según las notas de prensa de esa época, Ruíz Díaz pasó seis horas y 16 minutos inconsciente, hasta que despertó en las instalaciones del hospital. Tanto el médico del Monterrey, Juan Cervantes, como los doctores que lo trataron acordaron que el jugador se quedara en la ciudad 72 horas más, hasta que su condición se estabilizara.

Ese mismo domingo por la noche, y ya cuando había despertado, Ruíz Díaz recibió la visita del técnico de los Esmeraldas, Víctor Manuel Vucetich, a quien de cualquier manera le habría espetado: “nos ganaron, pero nos vengaremos en la liguilla”, según cuenta una nota del periódico El Heraldo.

Así, y después de un par de días en León, Ruíz Díaz volvería a Monterrey, donde de cualquier manera estaría bajo observación por dos semanas más. Sobre la situación que vivió, el arquero guaraní afirmó que le sorprendió sobremanera que no hubiera pasado a mayores, como le contó en su tiempo a El Heraldo.

“Me parece un milagro, cualquier persona que sufre un traumatismo tiene 20 minutos, o máximo una hora, para reponerse y que no haya mayor peligro, pero más tiempo que eso es casi imposible que no haya una lesión cerebral. En mi caso duré seis horas y 16 minutos, se pensaba en un derrame o un hematoma. Le doy gracias a Dios porque todo está bien, no hubo necesidad de operación”.

La noticia del balonazo que noqueó a Ruíz Díaz resultó tan impactante que tuvo repercusión nacional, como lo comprueba el testimonio de Alberto “Tito” Etcheverry, quien en ese entonces jugaba para el Puebla.

“Me acuerdo que la vi por la tele. Fue un pase filtrado, se llevó en velocidad a un jugador de Monterrey, y le salió a tapar la Bomba Ruíz Díaz, le hizo el cristo, y paró el disparo con la cara y lo sacaron y lo llevaron al hospital”.

Y a pesar de que se lo había advertido a Vucetich, al final Ruíz Díaz no tuvo su revancha en la liguilla. Aunque tanto León como Monterrey clasificaron a la fase final, los verdes cayeron en las semifinales frente al Atlante, y evitaron el que hubiera sido su reencuentro frente al Monterrey en la final.

Rayados, por su parte, sí alcanzó esa última instancia, con la “Bomba” Ruíz Díaz como su portero titular, pero también caerían ante el Atlante, quien finalmente se llevó el título.

* Información e imágenes de El Sol de León y El Heraldo / Archivo Histórico Municipal

ÚLTIMAS NOTICIAS


ver más