Ha nacido un nuevo Jonathan González

22 Jan, 2020
jonathan gonzalez
Club León

Era junio de 2015. Juan Antonio Pizzi  había hecho un pésimo primer torneo con el Club León, pero a pesar de esto, recibió la confianza de la directiva, que reconstruyó el plantel en espera de darle al técnico hispano-argentino un equipo competitivo.

Por eso en aquel verano llegaron jugadores como Guillermo Burdisso, Diego Novaretti, Miguel Ibarra, Efraín Velarde, Marco Bueno, o el regreso de Darío Burbano.

Y junto a este grupo de futbolistas, vino un extremo ecuatoriano que había sorprendido a propios y extraños en el Independiente del Valle de su país, y que después había destacado en los Leones Negros de la U de G. Se llamaba Jonathan David González Valencia, y cuando debutó con el León tenía 20 años recién cumplidos.

Jonathan se convirtió en la gran apuesta a futuro del Club León. Habilidoso, descarado, y por sobre todas las cosas, rápido, el “Speedy” González apuntaba para ser un jugador importante para los esmeraldas, si no de inmediato, sí con el paso de los años, pues su juventud aseguraba un crecimiento considerable y sostenido.

Pero en su paso por el Bajío apenas destacó. Abrumado por las lesiones y la falta de minutos, nunca pudo establecerse como titular, y en el año futbolístico que jugó con la Fiera (2015-16) apenas y pudo anotar un gol en la Copa MX.

Sin embargo su corta edad seguía siendo interesante, por lo que el Grupo Pachuca lo mantuvo en propiedad, pero lo prestó, primero de regreso a Independiente del Valle, y después al Olimpia de Paraguay y a la Liga Deportiva Universitaria de Quito.

Pero fue en esta última donde la farsa llegó a su fin. La Comisión Disciplinaria de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) descubrió que Jonathan había modificado sus documentos de identidad para aparentar menos edad de la que realmente tenía.

En diciembre de 2017, la FEF confirmó que lo suspendía por lo menos por seis meses, pero al final se quedó todo el 2018 sin jugar al futbol de manera profesional, todo mientras arreglaba sus papeles. Además, el contrato con el Club León quedó sin validez, pues el nombre que aparecía en los documentos le pertenecía a un hombre que no existía.

Así, en ese 2018, dejó de existir Jonathan David González Valencia, y en su lugar emergió Harold Jonathan González, un hombre que es un año y medio más viejo que su predecesor.

De acuerdo a su primer registro de la Liga MX, que aún se encuentra disponible en la página de la Liga MX, Jonathan aparecía en un principio como nacido el tres de julio de 1995, pero tras destaparse su caso, se reveló como nacido el 18 de enero de 1994.

Finalmente, tras ocho meses de sanción y batallas legales por restablecer sus documentos, se arregló con el modesto Deportivo Cuenca y regresó al futbol profesional en enero del 2019.

"Arreglé mi situación en México, finiquitamos el contrato con León y quedé libre. Quiero aportar a mi nuevo club. Fue un error que cometí en su momento, por eso pido disculpas a la hinchada y a los clubes que defendí, pero quiero olvidar eso y aprovechar esta nueva oportunidad que me da el fútbol”, dijo entonces para el medio local Radio Activa.

Hoy Jonathan está de regreso en México. Tiene 26 años cumplidos, y es uno de los refuerzos de los Dorados de Culiacán en el Ascenso MX. Dejó de ser la joven promesa, recuperó su nombre y su edad, y tuvo que parar un año para encontrar un equipo que le diera la oportunidad de volver.

Así fue como Jonathan David González dejó de existir, y se convirtió en Harold Jonathan González, un hombre más maduro y más honesto, y que en Sinaloa espera redimirse del negro legado de su alter ego.

ÚLTIMAS NOTICIAS


ver más