El Club León Femenil arranca con dudas

16 Jul, 2019
club leon femenil
Club León Femenil

Luego de dos meses y medio de inactividad, el Club León Femenil de Everaldo Begines volvió a las canchas para enfrentar a Juárez FC en el debut del Apertura 2019 de la Liga Femenil MX, pero lejos de los mejores pronósticos, apenas y pudieron rescatar un empate ante el equipo con menos experiencia de la liga.

Porque la garra, el pundonor y la entrega la pusieron las Bravas, que jugaban el primer partido profesional de su historia. “Físicamente nosotros teníamos nueve, ocho días trabajando”, reveló el técnico juarense, Ángel Balderas, el responsable de un proyecto que no ha cumplido ni siquiera un mes de haberse creado, y que de cualquier manera se plantó con autoridad en la cancha del Nou Camp para llevarse el primer punto de su historia.

Y es que Juárez sabía a lo que venía. Su entrenador dispuso una férrea línea de cinco defensas y cuatro volantes mucho más preocupadas por defender que por atacar. Solo la delantera Flor Rodríguez se quedó en la punta del ataque, con la responsabilidad de luchar las pelotas divididas y los balones largos que rechazaba su defensa.

Ante ese panorama, las Esmeraldas tomaron el balón y comenzaron a orquestar su ofensiva, aunque pocas veces pudieron superar los tres cuartos de cancha con claridad. Los destellos de lucidez los pusieron Yamile Franco, que ocupaba la posición de media punta, y por las bandas tanto Diana García como Denisse Valdez, de cuyos pies nació el centro que derivó en el autogol de Juárez y la ventaja verdiblanca.

Con el gol a favor, León se relajó, y ya no hicieron mucho por buscar el segundo tanto. Disparos lejanos de Yamile y Diana García apenas e inquietaron a las Bravas, que se atrincheraron fuertes en su área, pero que comenzaron a organizar sus contragolpes, y de no haber sido por un fuera de lugar inexistente, ya habrían celebrado el empate en una jugada de tiro libre al minuto 51.

Y mientras las Fieras se estrellaban una y otra vez con la defensa Brava, las juarenses comenzaron a tomar valor, hasta que al minuto 83, a base de agallas y fuerza, lograron llevarle un balón peligroso a Flor Rodríguez, que recortó a la central esmeralda Liliana Sánchez y tiró al arco con su pierna zurda para marcar el gol de su vida, el primero de la historia de las Bravas de Juárez.

El equipo fronterizo, que apenas tiene ocho días entrenando y que todavía siente un futbol más humano que profesional, se volcó con su centro delantera, a la que aplastaron en una montaña de abrazos y lágrimas de felicidad.

Así terminó el partido, con un empate merecido para el equipo más nuevo de la Liga Femenil MX, y que dejó muchas dudas en un Club León renovado, que parece haber sufrido en demasía la partida de la base que hizo historia la temporada anterior, y que ahora tiene el doble de trabajo por delante para buscar recuperar el nivel que las hizo meterse entre los ocho mejores equipos del país.

Por lo menos, en el plantel hay potencial para mejorar. Yamile, Denisse Valdez, Diana García, Sanjuana Muñoz y Daniela Calderón, que no pudo jugar por una complicación en su registro, son la esperanza para que el equipo levante y pueda volver a competir ante los cuadros más importantes de la liga.

Queda mucho trabajo y mucha liga por delante. Begines fue claro al final del encuentro: "Tenemos que reflexionar y cambiar el chip, ya no hay rivales débiles, nos lo demostraron hoy".

Ahora viene una visita a Querétaro, donde el León Femenil deberá recuperar el orgullo y la pasión que las había caracterizado, para demostrar que todavía pueden y que tienen la misma capacidad de competirle a cualquiera y no agachar la mirada ante nadie.

ÚLTIMAS NOTICIAS


ver más