Contagiados se perderían hasta cuatro partidos

07 Aug, 2020
club leon covid 19
Especial

Desde la tarde del jueves, el Club León confirmó que siete jugadores de la institución dieron positivo a COVID-19, de los cuales dos pertenecían al primer equipo, por lo que su cuadro titular se vería afectado para el encuentro frente al Cruz Azul por la jornada 3.

Y a pesar de que no se revelaron sus nombres, las ausencias de Ángel Mena, Nico Sosa y el juvenil  Armando León de la convocatoria para el partido ante la Máquina llevan a pensar que ellos tres serían los afectados, lo que pone en entredicha el sistema ofensivo del equipo.

Sin embargo, la situación podría ir más allá, porque debido a los catorce días de cuarentena obligada, lo más seguro es que esos tres futbolistas se pierdan hasta cuatro partidos de liga.

El protocolo sanitario de la Liga MX indica que cualquier jugador que dé positivo por coronavirus deberá permanecer en aislamiento por 14 días desde que se tomó la prueba, por lo que no podrá participar en ningún partido durante ese tiempo.

Si contamos los 14 días desde que se anunciaron los casos positivos el jueves seis de agosto, la cuarentena de Mena, Sosa y León terminaría el jueves 20 de agosto.

Durante ese periodo, el Club León enfrentará al Cruz Azul el sábado ocho de agosto, al Pachuca el martes 11 de agosto, y al Tijuana el lunes 17 de agosto, por lo que para ninguno de estos duelos contaría con los contagiados.

Además, si bien los tres jugadores saldrían de la cuarentena justo a tiempo para el partido contra Juárez el 21 de agosto, lo harían sin haber entrenado un solo día con el equipo, por lo que difícilmente Nacho Ambriz se arriesgará a alinearlos.

Así, lo más seguro es que Ángel Mena, Nico Sosa y Armando León vuelvan a una convocatoria esmeralda hasta el lunes 31 de agosto, cuando la Fiera reciba al Atlas.

Es así como la pandemia del coronavirus ha terminado por golpear al León. Los verdes deberán jugarse por lo menos 12 puntos sin Ángel Mena, su mejor goleador, además de que perderán alternativas al frente con las ausencias de Sosa y León.

Debido a esto, y con Leo Ramos descartado por Ambriz, el técnico tuvo que acudir a sus fuerzas básicas para echar mano de un chico leonés de 17 años llamado José Salazar, delantero que irá por primera vez a la banca en un partido oficial de primera división.

La situación luce complicada, pero más que lamentarse por lo sucedido, tal vez lo correcto sería rezar para que ya no haya más contagios, porque si el equipo sufre más bajas en este periodo ahora sí ya será demasiado complicado mantener un plantel competitivo.

ÚLTIMAS NOTICIAS


ver más