Club León Femenil: las razones de un mal arranque

30 Jul, 2019
club leon femenil
Club León Femenil

El Club León Femenil jugó su tercer partido de la temporada frente al Cruz Azul, y firmó su segunda derrota consecutiva, por lo que luego de tres jornadas, el equipo apenas suma un punto de nueve posibles, y se ve muy lejos de su mejor versión.

¿Pero por qué este mismo equipo que apenas hace unos meses se metió a la liguilla por primera vez en su historia ha tenido un arranque tan titubeante? ¿Por qué parecen haber olvidado la solidez y el estilo de juego que tantos éxitos les trajo?

El análisis es complicado. Es cierto que el equipo sufrió una fuerte reestructuración tras la partida de la mayoría del plantel. De las cerca de 25 futbolistas que conformaban el equipo, solo once se mantuvieron, por lo que Everardo Begines se vio obligado a buscar nuevas jugadoras  con las que encarar la liga.

Pero este no ha sido el único factor que les ha pesado a las Esmeraldas, pues habría que añadir que un par de los refuerzos más importantes del equipo, como la delantera Daniela Calderón y la volante Sabrina Munguía, no han podido ser registradas en la liga, por lo que todavía no han podido debutar en este Apertura 2019.

“Son dos jugadoras importantes que nos hacen falta en el equipo, lamentablemente a veces no se hacen bien los registros, no nos dijeron que habían jugado en los Estados Unidos y se tarda un poquito más, pero esperemos que esta semana estén, creo que ellas van a aportar algo diferente”, indicó el técnico esmeralda.

Y por si fuera poco, las lesiones no han perdonado al grupo y ya se hicieron presentes. Primero, en el encuentro de la jornada 2 frente a Querétaro, salió lastimada la lateral Brenda Díaz, y ahora frente a Cruz Azul fue la portera titular, Itzayana González, quien sufrió un fuerte golpe en su cabeza y tuvo que ser sustituida, solo para que después la siguiera Denisse Valdez , que dejó el partido en camilla por una fuerte lesión en la rodilla, de la que los primeros reportes apuntan a una rotura de ligamentos.

“Nos pesa”, aseguró Begines, “porque tenemos un grupo pequeño de jugadoras que ya habían jugado en la Liga Femenil, tenemos muchas jóvenes que están trabajando fuerte pero les falta para estar en el once titular, y sí, lamentablemente son bajas muy importantes”.

Así que la temporada pinta complicada, pero tampoco quiere decir que todo está perdido. Desde sus inicios, el Club León Femenil ha tenido que aguantar periodos complicados para después avanzar sobre sus propias bases. Así le pasó a Guadalupe Mota, el primer entrenador del equipo, que debutó con un plantel armado al vapor, que tuvo que aguantar goleadas de escándalo frente a los equipos más fuertes de la liga, pero que seis meses después le sacaba un empate a los mismos Tigres que les habían ganado 9 – 0.

Una situación parecida vivió también el propio Begines, que inició su primer aventura en el futbol femenil en el Apertura 2018 con cuatro derrotas consecutivas, y no fue hasta que avanzó el campeonato cuando su equipo carburó, y terminaron con un cierre espectacular de cuatro victorias seguidas.

Seis meses después, ese mismo equipo, ya acoplado y asentado en una idea futbolística, se metió a la primera liguilla de su historia.

Ahora, aunque parece haber retrocedido buena parte del camino que había andado, el León Femenil se enfrenta al mismo reto, el de renovarse por enésima vez, levantarse de los malos resultados, ir paso a paso, evitar cometer los mismos errores dos veces y encontrar su identidad, una vez más y las que sean necesarias.

ÚLTIMAS NOTICIAS


ver más