Aprender a jugar con el cuchillo entre los dientes

02 Feb, 2020
mena leon morelia
Futbol Sapiens

El Club León es experto en hacer una cosa, y una cosa solamente: atacar. La idiosincracia del equipo se limita a su carácter ofensivo y agresivo. Los once gladiadores esmeraldas de Ignacio Ambriz han perfeccionado su técnica de primeros toques, magia y calidad. Creación siempre sobre la destrucción.

Por eso resulta tan inverosímil ver como Ambriz renuncia a la pelota y apuesta por encerrarse atrás. Lo hizo ante Morelia en los últimos minutos, y le costó la expulsión de Pedro Aquino y casi le cuesta la victoria.

Pero en ese “casi” estuvo la clave de su estrategia.

Porque seguramente el técnico verdiblanco recordó los cuartos de final de la liguilla pasada, y entendió que ante este Morelia rocoso y batallador había que sacar el cuchillo entre los dientes. Su Fiera es estética, eso ya lo sabíamos, pero con sus cambios parece que Ambriz quiso decirle al mundo que también tienen garras y colmillos, y que pueden apelar al orgullo y entrar al pulso para sacar un partido.

Porque si en los primeros cinco minutos parecía que los verdes se llevarían una victoria sencilla del Morelos, los Monarcas se encargaron de probar lo contrario. El “Mago” Valdivia encantó con su pie refinado y su criterio de genio, y Aldo Rocha demostró una vez más por qué es el líder de un equipo que es puro corazón.

Con pundonor y potencia (como en la liguilla pasada), Morelia arrinconó al León, le cortó los circuitos y le estorbó en el campo. Los había incomodado, y parecía que el talento de Montes, Mena, Meneses y Sosa no tendría una sola oportunidad en la capital michoacana.

Sin embargo, la Fiera necesita apenas un descuido para matar. Como en un chispazo, una conexión improvisada entre William Tesillo, Ismael Sosa y Jean Meneses detonó en el gol de la ventaja, y después Rodolfo Cota se erigió como el hombre más importante del encuentro con dos atajadas trascendentales.

Al final, los tres puntos costaron la expulsión de Pedro Aquino, y ponen en aprietos al equipo de cara al siguiente encuentro frente a Monterrey en casa. En la plantilla el único contención disponible es Iván Ochoa, que tendría una dura prueba en detener a la media del actual campeón.

Así que la victoria fue costosa, pero sirve para dejar claro que este León va en serio, y que está dispuesto a todo para ganar.

Ahora vienen los Rayados, y en un Nou Camp que deberá ser una caldera, la Pandilla está destinada a caer.

ÚLTIMAS NOTICIAS


ver más