Ahora sí: a entregarle el estadio a Zermeño

23 Oct, 2019
estadio leon
Periódico Correo

La tarde de este martes 22 de octubre, prácticamente sin aviso alguno, se confirmó que el municipio de León deberá entregar el estadio Nou Camp a Roberto Zermeño, luego de que el Juzgado Tercero de Distrito así lo indicara en su resolución final.

La noticia corrió como pólvora, y el alcalde de la ciudad, Héctor López Santillana, así como el secretario del ayuntamiento, Jesús López Gómez, tuvieron que dar una conferencia de prensa de emergencia para abordar el tema.

Ahí, el secretario confirmó que tras agotar todas las instancias posibles, ya no queda nada más que hacer, y deberán entregar el inmueble.

“Finalmente este proceso legal ha concluido, ya no hay ningún otro medio que hacer valer, y se nos requiere ya la entrega de las instalaciones del estadio, que incluyen el estadio, la cancha, el estacionamiento, sus oficinas administrativas, y además la superficie que hace algunos años se le había donado al Museo de la Piel. Esta resolución ya es definitivamente ejecutoria y vamos a proceder al cumplimiento de la misma”.

Gómez López confirmó que el Nou Camp pasará a ser propiedad de Zermeño, pero que el equipo no corre el riesgo de ser expulsado.

“Procederemos a establecer los mecanismos para proceder a la entrega. Hay que recordar que hay un contrato de arrendamiento suscrito entre la Fuerza Deportiva León y el municipio, donde el contrato abarca hasta el año 2022, la primera temporada de ese año, para que el equipo siga jugando en el estadio, y vamos a seguir trabajando en ese concepto, y hay que despreocuparnos, buscaremos que el equipo siempre siga jugando aquí en León”.

Después, López Santillana reveló que la entrega se debe realizar a más tardar el próximo jueves 31 de octubre, aunque reiteró que el equipo seguirá jugando en el “Glorioso”.

“Enfatizar que el Club León no tiene riesgo en su permanencia, va a seguir jugando en este estadio dado que cuenta con un contrato de arrendamiento que se formuló desde el 2012, y desde ese año ya se preveía esta circunstancia de cambio de titularidad, y con ese elemento, nuestra Fiera podrá seguir haciendo usufructo del estadio hasta que venza el contrato o termine la construcción del nuevo estadio”.

Además, añadió que habló directamente con la familia Martínez, los dueños del Club León, quienes le confirmaron que se mantendrán en la ciudad y en el estadio.

“Hemos mantenido una comunicación cercana, de tal manera que los señores Martínez han estado puntualmente informados de las condiciones y las circunstancias. Nos comunicamos con ellos, y ellos manifestaron su disposición de mantener al equipo al amparo de este contrato de arrendamiento que les garantiza contar con la cancha, y la permanencia de nuestra Fiera en el estadio León”.

¿Pero qué quiere decir todo esto? Significa que a pesar de que el estadio cambió de dueño, Zermeño deberá, por ley, respetar el contrato de 2012 en sus mismas condiciones, a pesar de que él no lo haya firmado.

Según el secretario Jesús Gómez López, la situación es sencilla y el concepto es claro: “La ley establece que en caso de sustitución de un nuevo propietario, los derechos y obligaciones del contrato subsistirán”.

Así que, en el mejor de los escenarios, Zermeño tomará posesión del Nou Camp, pero no podrá alterar el contrato ya establecido, por lo que no podrá sacar al León de su cancha.

Sin embargo, todo apunta a que Zermeño intentará invalidar el contrato de arrendamiento de 2012 para poder negociar a sus anchas con su estadio, luego de haberlo ganado ante todas las instancias judiciales de nuestro país.

Por último, se informó que la asociación de palcohabientes y dueños de plateas mantienen su propio proceso contra Zermeño, por lo que esta historia está lejos de haber terminado.

ÚLTIMAS NOTICIAS


ver más