A Cuartos de Final: ¿quién podrá detenernos?

24 Oct, 2020
club leon
Liga MX

El superlíder tembló en Puebla. Uno de los equipos más modestos del fútbol mexicano se atrevió a mirar a la cara a su contrincante. Hasta el minuto 53, era la Franja la que había tenido las oportunidades más claras, y solo Rodolfo Cota había salvado el marco esmeralda de sucumbir.

Pero había un guión preestablecido desde antes de que comenzara el juego, porque el Club León es ya una fuerza imparable que marcha con toda la convicción del mundo hacia el título. La máquina de fútbol que Ignacio Ambriz ha construido en el Bajío tiene un solo objetivo, y el Puebla no podía interponerse en su camino.

Por eso la Fiera tiró de un protagonista inadvertido. Mientras que todos esperaban las pinceladas de Ángel Mena, la magia de Luis Montes, la calidad de Jean Meneses o el descaro del 'Avión' Ramírez, el inesperado Emmanuel Gigliotti emergió en la punta del ataque y se convirtió en el héroe de la noche.

Luego de pasar prácticamente desapercibido en el partido frente al América, el 'Puma' despertó de su letargo, y demostró por qué se ha convertido en la referencia indiscutible de la delantera verdiblanca.

Y más allá del empuje de confianza que significará esta noche para el argentino, su resurgimiento viene a confirmar que lo mejor de la Fiera se guardó para el final. Es justo en el cierre del torneo cuando Jean Meneses, Ángel Mena, el 'Avión' Ramírez y ahora también Gigliotti han explotado su mejor nivel, y ya solo queda que se mantengan hasta la liguilla y consigan el título. Saben que esa es su responsabilidad y no la rehuyen.

Y claro que los poblanos expusieron las carencias y las fallas de la Fiera. Desde el juego frente América, parece que los verdes sufren demasiado con los centros a su área, y desatenciones como la de Pedro Aquino en la fase final pueden costar el campeonato.

Pero la realidad es que no importa lo que pase; no importa si les anotan primero, no importa si arrancan aletargados, no importa si les expulsan a un elemento, no importa si les compiten de tú a tú y no importa si los atacan al contragolpe. La Fiera se ha impuesto en todas las condiciones, en todos los escenarios y contra todos los pronósticos, y eso es lo que más ilusiona a su afición. 

El destino por fin coopera. León aseguró matemáticamente su presencia en los cuartos de final, y el ambiente ya se siente de liguilla. El verdadero torneo por fin empieza, y ahora sí, ¿quién podrá detenernos?

ÚLTIMAS NOTICIAS


ver más