Montes: 34 años y sin relevo a la vista

15 May, 2020
luis chapo mones club leon
Club León

No es muy difícil advertir que el tiempo pasa. Las señales son evidentes para aquellos que saben apreciar los detalles. Puede ser un pliegue en la piel, un cabello de color blanco, o un cansancio repentino el que nos delate la dolorosa verdad de que el mundo avanza y nada permanece igual.

En el Club León, sin embargo, hay un tipo que desafía esta regla. Se llama Luis Arturo Montes Jiménez, tiene 34 años, y es el capitán y uno de los mejores jugadores de su equipo y de todo el país.

Su imagen e importancia no ha cambiado casi nada a lo largo de los años. Hace apenas un par de días la euforia por el ascenso provocó que las redes se atestaban de recuerdos, fotos y videos del 12 de mayo del 2012, y en muchas de estas imágenes ya destacaba Luis Montes en el medio campo esmeralda.

Hoy, ocho años después, sigue igual, con su fútbol y su genio intactos. Sigue siendo el dueño del medio campo, el director que marca el ritmo de la orquesta verdiblanca, y el líder moral al que acuden sus compañeros para encontrar el camino de la victoria. Parece que pasan los años, los jugadores, los técnicos, y a veces hasta los aficionados, pero a pesar de todos los cambios, ahí estará Luis Montes en el césped del Nou Camp con una playera verde esmeralda y el escudo de un León sobre su corazón.

Pero más que mantenerse, el “Chapo” Montes ha conseguido un hito aún mayor. No sólo sigue siendo el referente del Club León, sino que es indispensable: sus ausencias han demostrado ser devastadoras, y no hay nadie en todo el plantel que pueda llenar el hueco que deja en el campo.

De hecho, cuando el capitán verdiblanco se ha ausentado, Ignacio Ambriz se ha visto obligado a improvisar en su posición al chileno Jean Meneses, quien habitualmente se desempeña como volante por izquierda.

En teoría, y precisamente para su posible ausencia, la dirección deportiva del equipo había contratado al colombiano Jown Cardona. Sin embargo, desde su llegada este precisó que su posición preferida era la de volante por izquierda, la misma que ocupa Meneses y donde también puede jugar Yairo Moreno, por lo que ha carecido de oportunidades y apenas ha sumado minutos. Hoy Cardona parece estar a años luz de distancia de poder suplir a alguien tan importante como Montes, y no se ve como esto pueda cambiar.

Es por eso que, sin lugar a dudas, el “Chapo” se ha convertido en la pieza más importante del Club León. Su presencia potencia a sus compañeros, y le añade profundidad e inteligencia al planteamiento de cada partido. El equilibrio de todo el juego pasa por sus pies, y sus ausencias son casi imposibles de solventar.

Así, con trabajo, calidad y rendimiento, es como el “Chapo” Montes desafía el paso del tiempo. Se ha mantenido nueve años como el motor del equipo, y no hay nadie que se vea con posibilidades de hacerle sombra. 

Y tal vez el tiempo finalmente lo alcance. Tal vez amanezca fastidiado mañana y decida terminar de una vez por todas con la ingrata vida del fútbol y ponerle fin a su carrera. Pero en realidad eso no importa, porque Luis Arturo Montes Jiménez ya hace mucho que es eterno.

ÚLTIMAS NOTICIAS


ver más