El León de Viña del Mar

17 Sep, 2019
gustavo diaz javier torrente
Everton

El 17 de septiembre de 2018, el Club León anunciaba en sus redes sociales la desvinculación de Gustavo Díaz, quien dejaba al cuadro esmeralda en una posición muy complicada, con cinco derrotas, un empate y tres victorias en nueve partidos, un total de 10 puntos de 27 disponibles.

Pues hoy, exactamente una año después, el “Chavo” vuelve a ser despedido, pero esta vez del Everton de Viña del Mar, el equipo chileno de Grupo Pachuca que parece seguir el mismo camino que el León, pues ha cometido sus mismos errores con los mismos técnicos y los mismos jugadores que ya habían dejado mucho qué desear en su paso por el Bajío.

En esta ocasión, es Gustavo Díaz el que ha sumado otro fracaso en Chile. Tras terminar su vínculo con el Club León, la directiva viñamarina acogió al técnico uruguayo para la temporada 2019 de la Primera División Chilena, donde el equipo buscaría dar un salto y convertirse en protagonista de su campeonato local.

Sin embargo, tras 21 partidos disputados, el Everton se encuentra en la decimotercera posición del torneo con 22 puntos, apenas dos por encima de la zona de descenso, lo que sumado a la derrota en la Copa Chile frente a Colo Colo, colmó la paciencia de los aficionados y la directiva, y terminó con el despido del “Chavo” Díaz.

Pero antes, el Everton ya había apostado por Javier Torrente, otro extécnico esmeralda que no tuvo una buena experiencia en el Bajío, y que en Chile sí pudo salvar al equipo del descenso. 

Torrente llegó a Viña del Mar a mediados de 2018 tras la destitución de Pablo “Vitamina” Sánchez, y tomó al equipo en la última posición de la tabla, con nueve puntos en quince partidos. Bajo su gestión, el equipo levantó y sumó 25 puntos más que lo sacaron de los puestos del descenso, pero que no fueron suficientes para asegurar su continuidad.

Ahora, los primeros reportes ponen a Torrente como el principal candidato a volver a tomar las riendas del Everton, en espera de que salve la situación una vez más.

De confirmarse su regreso al banquillo azul y oro, Torrente se reencontraría con viejos conocidos  tanto de Everton como del León, como Juan Ezequiel Cuevas, Maxi Cerato, Álvaro Ramos, Walter González o Dilan Zúñiga, de quienes tendría que sacar su mejor versión para pensar en remontar la tabla.

Pero desde el Bajío, y con los pobres antecedentes que dejaron todos estos nombres en sus diferentes pasos por el Nou Camp, no se puede evitar sentir cierto pesar por la situación del cuadro viñamarino, que parece estar condenado a repetir los mismos errores que han cometido en el pasado los esmeraldas.

Por lo menos en el horizonte de Viña del Mar aparece un rayo de esperanza, pues Ignacio Ambriz renovó su contrato con el Club León por dos años con opción a otro más, y a más tardar en 2022 tendrán la oportunidad de contar con el mejor entrenador de Liga MX... o por lo menos eso es lo que esperan los golpeados hinchas chilenos.

ÚLTIMAS NOTICIAS


ver más